Los bombones del amor ūüíė

  • 210204115052718942.png


    Llega San Valentine - y el amor est√° en el aire.


    Hace unas semanas, Sam caminaba por los pasillos de su estación. Estaba nevando fuera y todo el mundo estaba disfrutando del espectáculo.


    Sam estaba mirando hacia afuera cuando alguien se cruzó con ellos. Una chica misteriosa. Rápidamente, ella se disculpó "Lo siento mucho, sólo estaba mirando la nieve fuera...". Lo primero que notó Sam fue su sonrisa: era realmente encantadora. Sam intentó preguntarle cómo se llamaba, pero los altavoces anunciaron que el tren a París salía en unos minutos, y ella se marchó diciendo "Es el mio, ¡que tenga un buen día!" Desde entonces, Sam no pudo dejar de pensar en ella. Parece que ella viaja regularmente a París, desde la estación de tren de Sam.


    La verdad es que a Sam le gustó tanto que compró una caja de bombones de San Valentín, por si la volvia a ver, y parece que Cupido ha escuchó ese deseo.


    Cuando Sam entr√≥ hoy en la estaci√≥n, lo primero que vio fue... la misteriosa chica. Sam se congel√≥ por un segundo, pregunt√°ndose si deb√≠an darle la caja de bombones e invitarla a salir. Despu√©s de tanto tiempo pensando en ella, ¬Ņy si dec√≠a que no?


    Sam se adelantó, caminó en su dirección y dijo: "Sé que hoy no está nevando, pero no pude evitar notar..."


    Tarea: terminar esta historia de amor. No olvides mencionar la caja de bombones.


    Inicio: 10 de febrero 2021 - 10:00 GMT+1
    Fin: 16 de febrero 2021 - 10:00 GMT+1
    Ganadores anunciados a partir de: 17 de febrero 2021
    Ganadores elegidos: Por el jurado del equipo de Rail Nation
    1¬ļ lugar 250 Oros
    2¬ļ y 3¬ļ lugar 5 D√≠as de cuenta Plus + 5 billetes de loteria


    Como premio adicional, el jugador que escriba la historia más creativa ganará el título de Conductor de la Comunidad de febrero y tendrá su nombre grabado en el Trofeo de Conductor de la Comunidad. Para más detalles sobre el trofeo de Conductor de la Comunidad, echa un vistazo a este tema del foro.


    Con amor,

    Tu Community Manager ūüíė

  • ...invitarte a cenar, porque me gustas y quiero conocerte, c√≥mo aperitivo toma este regalo, es una caja de bombones.

    La chica misteriosa, sorprendida y halagada, aceptó el presente y le dió su numero de teléfono para quedar para cenar.

  • sigue mirando afuera. Puede que vuelva a nevar y vuelva la encantadora sonrisa que vi el otro d√≠a. Podr√≠amos esperar a que suceda con deleit√°ndonos con esos bombones.

    La chica respondió: No sería mala idea pero igual no son suficientes hasta que pase.

    Sam le propuso: Podr√≠amos ir m√°s lejos, olvidemos Par√≠s, Conozco un sitio donde encontraremos nieve de inmediato. Hay una caba√Īa en los √°rboles, en la Selva Negra, entre la nieve. All√≠ nos podremos acabar los bombones en plena nevada, quiz√°s nos inspire a continuar el sue√Īo de estar juntos en un lugar id√≠lico y compartir grandes experiencias.

    A la chica le gustó la idea y además le dijo: Por cierto, me llamo Sandy.

    Subieron los dos en otro tren con la caja de bombones debajo del brazo empezando una bonita historia.

  • Como se va acercando la primavera..... ya los almendros que est√°n en el anden presentan sus primeras flores blancas y rosadas....

    Tímidamente me presenté. - Hola, no se si me recuerdas......

    - Si, dijo ella, eres el chico con el que tropecé el otro día cuando admiraba la nieve......

    Parece que ella también se acuerda de mi...... ! que bien ¡

    - ¬ŅTe parece si tomamos un caf√© ?

    - Claro, hoy no tengo ninguna prisa......

    Juntos caminamos hacia la cafetería de la estación, y sin querer roce su mano con la mía, me miró y nuestras miradas se quedaron prendidas durante unos instantes, no pude evitarlo y de forma impulsiva le entregue la caja de bombones que había comprado para ella, sorprendida me miró y casi riendo me dijo......

    - Que amable, acepto tu regalo, aunque creo que tendr√°s que tomarlos t√ļ, yo soy diab√©tica y no puedo tomar dulces....... Pero no te preocupes ha sido un detalle precioso

    ! Que planchazo ¬°

    Me tomo de la mano y me dijo, - Creo que podremos quedar otro día y así podré corresponder a tu detalle ........

    Tomamos juntos aquel café y después de lo que parecieron horas conversando me dio su numero de teléfono para quedar otro día.......

  • .....pero en ese momento solo podia notar que temblaba, y que sus dedos se ... Lo siento, no puedo seguir este relato sin evitar ver su sonrojamiento. ... Hoy permanece en mi paladar el regusto amargo de aquel bomb√≥n que cre√≠ dulce. ... La situaci√≥n hab√≠a generado una revoluci√≥n de ideas en mi cabeza, que fue disip√°ndose a medida que el tren part√≠a su rumbo....

  • Sam se adelant√≥, camin√≥ en su direcci√≥n y dijo: "S√© que hoy no est√° nevando, pero no pude evitar notar una sonrisa especial en tus labios cuando nos conocimos."


    La chica, algo ruborizada, le miró a los ojos y volvió a sonreír de aquella manera que embaucó a Sam. Se la veía incómoda y dubitativa, cuando vio que Sam escondía algo tras de sí. Fue cuando él decidió tomar las riendas de la conversación.

    -Disculpa, me llamo Sam. Pensarás que soy un maleducado por abordarte así.

    √Čl le tendi√≥ la mano y acerc√≥ su cara para saludarse con dos besos.

    A ella le pilló por sorpresa este paso y, desconcertada y mirando a su alrededor, le devolvió el saludo.

    -Eh, eh... hola. Yo soy Penélope.

    -Bonito nombre, dijo Sam mientras recordaba el simbólico personaje de fidelidad conyugal de "La Odisea".


    Al sentir el contacto de sus mejillas calientes Sam sinti√≥ un agradable pinchazo que nac√≠a de su est√≥mago y le recorr√≠a todo el cuerpo, hasta iluminar sus ojos. La caja de bombones segu√≠a escondida y una muchedumbre de personas pasaba a su lado. Sin embargo, √©l teji√≥ una burbuja imaginaria y todo lo que les rodeaba desapareci√≥. La estaci√≥n parec√≠a vac√≠a y solo ellos dos eran protagonistas de ese instante que Sam nunca olvidar√≠a. S√≥lo el chacach√° de los trenes cab√≠an en esa id√≠lica escena. El fr√≠o del invierno europeo, a√ļn persistente, hab√≠a desaparecido en su cuerpo y hab√≠a sido sustituido por una c√°lida emoci√≥n.


    Sus m√ļsculos se contrajeron, respir√≥ hondo de forma instintiva y le invadi√≥ un impulso de besarla.

    Estaba decidido. Sac√≥ la caja de bombones y se la mostr√≥. No hab√≠a preparado ningunas palabras que acompa√Īaran el rom√°ntico acto. Nadie pod√≠a pasar por alto que era 14 de febrero, San Valent√≠n, y dese√≥ que la flecha de cupido tambi√©n atravesara el coraz√≥n de ella.


    Todo pas√≥ en un instante. A la misteriosa mujer se le iluminaron los ojos, mostr√≥ una enorme sonrisa que irradi√≥ una felicidad absoluta mientras Sam escuchaba una voz femenina que gritaba: "Pen√©lope, Pen√©lope cari√Īo, estoy aqu√≠".


    √Čl se gir√≥, Pen√©lope ech√≥ a correr hacia esa mujer y vio c√≥mo se fund√≠an en un beso de amor eterno.

    Todo el trajín de la estación volvió de repente y él volvió a sentir el frío invernal, mientras miraba la caja de bombones sin saber qué hacer con ella.


    A ellas se las veía ilusionadas y felices, no dejaban de abrazarse, por lo que él esperó uno segundos, inmóvil y atento. Poco a poco se fue relajando y también empezó a sonreír, contagiado por las risas de las chicas.

    Tuvo claro qué hacer.


    Se acercó a ellas, mostrando complicidad y aprobación en su rostro.

    -Hola chicas.

    Penélope, sin dejar de sentir a cupido en su corazón y más relajada que antes, le presentó al amor de su vida.

    -Sam, mira esta es Marta, mi compa√Īera de vida.


    Se saludaron brevemente y él, sin dejar de sonreír les dijo:


    -Hoy es el día del amor y es lo que veo en vuestra mirada. Disfrutad de estos bombones y que hoy sumen felicidad a vuestra vida.


    Penélope le miró dulcemente, le dio un suave beso en los labios y desaparecieron de la estación.

    Sam miró cómo se marchaban, juntas, felices, con la caja de bombones llena de ilusión que él había comprado, y entendió que el amor es diverso, que las personas se unen porque la química no entiende de sexos.


    Nunca olvidó aquel día y, desde entonces, siempre recuerda a Penélope y sonríe cuando ve a dos mujeres paseando de la mano.

  • Cuando Sam entr√≥ hoy en la estaci√≥n, lo primero que vio fue...La misteriosa chica.

    Sam se congel√≥ por un segundo, pregunt√°ndose si deb√≠an darle la caja de bombones e invitarla a salir. Despu√©s de tanto tiempo pensando en ella, ¬Ņy si dec√≠a que no?

    Sam se adelantó, caminó en su dirección y dijo: "Sé que hoy no está nevando, pero no pude evitar notar...

    Como la nieve parece adornarte, tu gorro nevado, el saco h√ļmedo y tu sonrisa radiante como la primera vez que nos vimos.

    He esperado mil trenes para verte y preguntarte, claro, sin √°nimos de ofenderte; ¬Ņcual es tu nombre?"

    Sorprendida por la pregunta, sacudió su saco y contesto:

    "No me ofende la pregunta, resulta incomodo responder a un desconocido, no recuerdo tu cara, ¬ŅPor que necesitas conocer mi nombre?" Respondi√≥.


    La cara de Sam se puso colorada y no por el frio, m√°s bien de la timidez y r√°pidamente argumento:

    "Te pido disculpas, mi manera brusca de decir las cosas, mi nombre es Sam, viajamos en un tren y mientras miraba por la ventana nos cruzamos, solo miraba la nieve afuera fue la √ļnica frase que cruzamos y luego corriste a tu tren"


    Sam Sacudi√≥ su saco y dejo notar una peque√Īa sonrisa amable y sincera.


    Ella sonrió y accedió a Responder:

    "Hola Sam, mi nombre es Noelia y si no abordo ese tren me quedare varada en la estación"


    El no dudó ni un minuto e hizo un ademan con la cabeza invitándola a abordar el tren.


    De pronto por el parlante de la estación una voz anunciaba que los viajes quedaban cancelados por un inconveniente en las vías. Vaya si no es misterioso el destino que dejaba a Sam en una buena oportunidad para hablar con Noelia.


    Riendo por la situación Noelia miro a Sam y le dijo:

    "Que mala suerte la mía Sam, tendré que esperar vaya uno a saber cuantas horas para poder seguir mi viaje."


    No tardo este en responder y anuncio:

    "Podemos esperar dentro de la estaci√≥n o caminar por la ciudad" (Mientras escuchaba que la voz en el parlante anunciaba 2hs de espera) El punto es que a√ļn no he desayunado, ¬Ņque tal un desayuno?


    Desayunaron submarinos en un bar, caminaron por la ciudad, jugaron con la nieve y rieron hasta que la hora empezaba a anunciar su despedida. Noelia miro su reloj y debía regresar a la estación, Sam noto que no tenia un detalle para darle algo que le recordara esa tarde.


    Llegando a la estación recordó que tenia la caja de bombones, no dudo un segundo y le dijo

    "Noelia, he tenido el mejor de mis días, me he divertido como nunca, quiero obsequiarte esta caja para que tengamos un recuerdo"


    Ella vio a un rostro mas que amigo y apuesto, vio la sinceridad de Sam, que parecía deslumbrado con su sonrisa, sin dejar de sonreír ella acepto la caja y le dijo:

    "Esta caja viajara conmigo, pero a ella le faltara un bombón (El tren anunciaba la partida y ella estaba subiendo), ese bombón tendrás que traerlo tu a Paris" Le dio un beso en la mejilla, estiro la palma de su mano y en la palma de Sam dejó, un teléfono, una dirección y un bombón"


    Subio al tren sin dejar de sonreír y asombrada por la radiante sonrisa de Sam que resaltaba tanto como la nieve sobre el asfalto.


    Sam jamas llego a preguntarle si quería salir, porque ella lo había invitado al partir.

  • -S√© que hoy no est√° nevando, pero no pude evitar notar..


    ...que llevas un peque√Īo bolso hoy, hacia d√≥nde vas? ¬ŅMe recuerdas?-

    Dijo él mientras intentaba por todos los medios parecer sereno a pesar de la atracción que sentía.

    Ella, sin embargo, no estaba tan radiante como aquel día, se la notaba un poco apesadumbrada.

    -Hola! S√≠, claro, nos vimos aquel d√≠a de la nevada..Me llamo Mar√≠a y t√ļ?-

    -Soy Paul, disculpa si me he entrometido...-

    Lo nervios volvían a traicionarlo como cada vez que se interesaba en alguien y no sabía cómo romper con esa presión inicial.

    -Para nada, no hay problema. Me dirijo al centro √©sta vez. Voy a visitar a mi madre que ha estado algo enferma y voy a hacerle compa√Ī√≠a.-
    -Oh, espero que se mejore pronto. Tal vez no sea hoy la mejor oportunidad entonces...- Dijo dubitativo.

    -¬ŅA qu√© te refieres? Dijo ella, tratando de soltarse un poco m√°s.

    -Es que he quedado fascinado desde el momento en que te vi, en que nos cruzamos en realidad, y me siento como un adolescente ahora...-

    Ahora él estaba completamente desbordado y sentía que sus acciones pudieran ser malinterpretadas.

    -¬ŅQu√© dices? Expl√≠came, por favor...

    -Claro, es que sentí el impulso de pasar por aquí de nuevo y buscando tal vez un poco de suerte en éste día, decidí apostarme que podría ocurrir el milagro de encontrarte una vez más...me siento un tonto, no debí siquiera intentarlo!-

    Ahora ya se había dado cuenta que su actitud podía generar rechazo en ella, de todos modos siguió adelante y le dijo:

    -Soy un tonto que cree en las oportunidades y quisiera tener una contigo...- Mientras sent√≠a que le explotaba la cara de la verg√ľenza.
    Ella asintió con la cabeza.

    -Sí, es raro cuando alguien se presenta así, de repente-

    Ahora ya con la voz temblorosa él le dijo:

    -Disculpame, no quiero retrasarte..-

    -No hay problema!- Agregó ella y se acercó como queriendo calmarlo, rozando su mano.

    El dio un paso atrás en falso y trastabilló, en la caída voló la caja de bombones, ella alcanzó a atraparlos en el aire. Lo ayudó a levantarse y le dijo:

    -Oh, veo que tenías una sorpresa!-

    -Sí...- Dijo el mientras se acomodaba la ropa.

    -...entiendo que ha sido demasiado-

    -No lo sé...- Dijo ella.
    - Es un lindo detalle y veo que tienes buenas intenciones...tal vez podamos comenzar de a poco a conocernos-

    La cara de Paul cambió completamente, mejoró su respiración y volvió a hablar con más confianza.

    -No quisiera molestarte, tal vez tienes pareja...-

    -No- Dijo ella. -No soy buena conociendo gente, soy bastante reservada con los chicos, aunque tengo unas amigas geniales-

    -Ok- Dijo √©l. -Tal vez podamos quedar para alg√ļn d√≠a?-

    Ella lo mir√≥ con delicadeza y le ofreci√≥ su n√ļmero de tel√©fono. En el altavoz ya anunciaban la partida de su tren, al no encontrar un papel donde escribirlo, ella sac√≥ una lapicera de su bolso y le escribi√≥ el n√ļmero en la mano izquierda de Paul. Tom√≥ la caja de bombones y le dijo que la llamara esa misma noche, que ya habr√≠a vuelto de visitar a su madre y que podr√≠an conocerse m√°s.
    Sus ojos volvieron a encontrarse por √ļltima vez con los de ella, mientras el tren dejaba el anden...

  • WOW, que bien me lo he pasado ley√©ndoos.


    Muchas gracias por participar.


    No ha sido f√°cil, pero, si he de decir que hay un/a ganador/a claro/a:


    1¬ļ¬† Arrak (Lee la historia aqu√≠) Gana 250 oros y la historia ser√° nominada para ūüŹÜ Trofeo de Conductor de la Comunidad de Rail Nation


    Una historia de amor especial, aunque no haya sido el dia de Sam. :)


    2¬ļ y 3¬ļ:

    Virtual (Lee la historia aquí) Gana 5 Días de cuenta Plus + 5 billetes de loteria

    sergiob (Lee la historia aquí) Gana 5 Días de cuenta Plus + 5 billetes de loteria


    Por favor escribidme por privado diciendo donde quereis los premios.


    ¬°Enhorabuena a los 3!


    Y para Arrak mucha suerte en conseguir el trofeo Conductor de la comunidad.